Urgencias Pediatría Medimar Alicante Sábados pediátricos
Noticias Pediatría Medimar Alicante Artículos sobre Pediatría Medimar Alicante Consejos para padres Pediatría Medimar Alicante Derechos de los niños Pediatría Medimar Alicante Asociaciones familiares Pediatría Medimar Alicante

Padres > Artículos

Niños, a beber agua.

01/07/2014 | Artículos | Alimentación

Autor: Dr. Antonio Redondo

Si no les ofrecemos agua y los niños tienen la opción de tomar otras bebidas dulces de elaboración industrial, se está perdiendo una oportunidad más de cuidar su salud.

Niños, a beber agua.

Dr. Antonio M. Redondo Romero
Pediatra. Hospital Internacional Medimar

La sed es la “gana y necesidad de beber” o la “necesidad de agua o de humedad que tienen ciertas cosas”. Y cuando llega el calor la sed aumenta, por lo que debemos cuidar unos hábitos de comer y de beber que sean beneficiosos para la salud.

Cuando aumenta la sed...
Hay unas circunstancias en las que la sed puede aumentar de forma especial; por ejemplo, un niño con fiebre alta, durante la práctica de ejercicio físico o ante una exposición prolongada al sol o al calor.

Para calmar la sed
Si pensamos en un bebé, lo mejor sería poder ofrecer alimentación materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. A partir de esa edad, cuando se empiezan a tomar papillas, es conveniente ofrecerle agua entre las tomas. Así se irá calmando su necesidad y se le creará la costumbre de beber agua para calmar la sed. Como él no la sabe pedir, tenemos que estar ahí para ofrecerla.

¿Porqué hay que beber agua ?
El agua es imprescindible para la regular la temperatura corporal  y va a ser el líquido que cubra las necesidades cada día. Además mantiene la piel joven y elástica, los músculos fuertes y lubrica articulaciones y órganos. Y por si fuera poco, vale  la pena recordar que 2/3 de nuestro cuerpo está compuesto de agua; que los músculos y el cerebro están compuestos por agua en sus ¾ partes y es la base de la sangre y del líquido linfático.

Y en el colegio…                                                                                                                                                       Por supuesto, beber agua también, y no solo en el patio. Hay que beber tanto en las comidas de casa como en las que hace fuera. Hay interesantes trabajos que demuestran beber más agua en los colegios durante todo el curso escolar podría llegar a reducir hasta un 30 % el riesgo de sobrepeso.


La fruta, mejor comida que bebida
El consumo excesivo de zumos de fruta puede ser perjudicial para la salud de los niños, según un informe de la Academia Americana de Pediatría (AAP). Este alimento puede asociarse con diarrea, caries, problemas estomacales y un desequilibrio dietético que puede conducir a la malnutrición y el sobrepeso, en el caso de que se administre en grandes dosis.
De hecho muchos de los zumos de frutas envasados carecen de fibra, por lo que “no ofrecen ninguna ventaja nutritiva sobre la fruta entera”.
En el caso de los lactantes “no hay ninguna indicación nutricional para dar zumos a niños menores de seis meses”. A partir del medio año, se  desaconseja a los padres que lleven un biberón con zumo para calmar la sed del niño, porque esto favorece un consumo excesivo. Pueden beber agua.

 

Si no les ofrecemos agua y los niños tienen la opción de tomar otras bebidas dulces de elaboración industrial, se está perdiendo una oportunidad más de cuidar su salud.

PENSAD EN EL AGUA.

 

En ningún caso la información que lean en PEDIATRIAMEDIMAR.COM puede sustituir a la visita e indicación individual de su pediatra.
Autor de la noticia pediatría medimar alicante

AUTOR:

Dr. Antonio Redondo

Pediatría y Puericultura.
Medicina de la adolescencia.
Spricht Deutsch.

< Volver al índice de noticias